¿Por qué resulta tan difícil complacer al público con las adaptaciones de libros en el cine? - Digitae cinematographie

¿Por qué resulta tan difícil complacer al público con las adaptaciones de libros en el cine?

Leer te apasiona, y por ello no sueltas en ningún momento cada libro que caiga en tus manos. Sí, esos libros que son de literatura y que tienen una historia que te puede mantener entretenido dependiendo de su duración.

Pero resulta que también te gustan las películas, así que aprovechas cualquier momento para ir al cine o si no tienes ánimos de salir, escoger una película desde casa, viéndola a solas o junto a tu familia.

Pero, ¿Qué sucede cuando tus pasiones favoritas se combinan? Si por ejemplo, te gusta la saga de libros de Harry Potter, probablemente no estés del todo complacido con el resultado que han logrado algunos directores a través del cine.

Eso no ocurre sólo contigo, sino con millones de fanáticos que siguen la historia del aprendiz de mago religiosamente. En todo caso no queremos decir que todas las adaptaciones al cine sean de mala calidad.

Te explicaremos las razones porqué algunas adaptaciones de libros no funcionan en el cine. Por eso es recomendable ir con cero expectativas al cine, y simplemente disfrutar más de la película de la adaptación.

  1. La producción se toma las licencias creativas que sean necesarias

Esta libertad creativa suelen tomarla guionistas, productores y directores. No son pocas las películas que contienen cambios que los lectores no se esperaban que se podrían encontrar; algunos quedan gratamente sorprendidos y otros pues, desconcertados.

Tenemos que señalar que las mayorías no se distinguen por leer mucha literatura, así que a la producción le interesa crear películas que sean entretenidas para todas las audiencias, y por supuesto quienes no lean el libro, poco les importan los cambios que se introduzcan.

Es justamente lo que sucedió con la película “The Shining”, en la que Stanley Kubrick introduce muertes y elementos que no aparecen en el libro. El público amó la película, pero a Stephen King no le hizo mucha gracia la inclusión de estos cambios.

  1. La magnitud de cada libro

Cuando un autor escribe una historia, resulta difícil aglomerar el contenido del tomo en una película, sobre todo si el contenido es extenso.

Es entonces cuando se incluyen en una película los aspectos más resaltantes, de modo que lo que el escritor quiso expresar no se desvirtúe en exceso.

Ahora bien, si son pocas cosas del contenido del libro las que se puedan suprimir, la productora toma la decisión de hacer varias películas por cada libro, y si hablamos de una saga, pueda que esto se realice en el último libro de la colección.

  1. Los productores no conocen la historia

Esta es quizás la razón más frecuente por la que algunas películas fallan, lo que hace posible que la producción cinematográfica carezca de buen guion, personajes o alma.

Es importante que, aunque la película adaptada trate sobre la vida de un cerrajero, haya compromiso entre quienes se planteen hacer el filme, para que exista una sinergia entre el equipo y la película cale en el colectivo.

Este principio no solo aplica para adaptación de libros, sino para hacerlo con videojuegos, comics o manga que se deseen llevar al cine, por lo que es imprescindible aprender de los errores cometidos en la historia del séptimo arte.

error: Content is protected !!